May 18, 2023
Análisis: avances tecnológicos en energía solar impulsan precios a la baja
En el último lustro, componentes clave aumentaron considerablemente su cuota de mercado global repercutiendo favorablemente en la reducción del LCOE de nuevos proyectos de generación fotovoltaicos y en ahorros en las tarifas eléctricas de prosumidores locales.

“La tendencia es que el costo va a seguir bajando a futuro”, declaró Francisco Alberto Asturias, gerente de ventas regional para el segmento de utility scale de Operadores Nacionales (ON).  

Durante su participación en el Ciclo de Conferencias de la Asociación de Generadores con Energía Renovables (AGER) el referente de ON, distribuidor de las soluciones fotovoltáicas de Huawei para la región de Centroamérica y el Caribe, destacó el rol de la solar fotovoltaica en la competitividad de los mercados eléctricos.

“Los sistemas solares fotovoltaicos se convertirán en la mayor fuente de energía eléctrica con bajos LCOE”, confió.

Y aseguró: “Hay avances tecnológicos que ya están abaratando la energía”.

Módulos bifaciales, seguidores solares e inversores en cadena, serían algunas de las tendencias tecnológicas que, desde la óptica del especialista, van ganando terreno y prometerían mayor producción y eficiencia.

Esas categorías de productos ya tendrían cuotas de mercado en alza según cifras del último lustro, lo que les permitió tener costos más competitivos que en años anteriores.

Según repasó Francisco Asturias, mientras que en 2018 el market share de los módulos bifaciales alcanzaba apenas un 2%, en el cierre del 2022 ascendió al 22%; en el caso de los trackers hace cinco años atrás rondaban el 29% y hoy ganan hasta un 44% en el segmento utility; y, por su parte, los inversores string crecieron de un 50.6% a un 60.5% también en utility scale.

“Vemos que ahora mismo los sistemas solares alcanzaron paridad con los costos de energía de sistemas de generación térmicos. Esta energía es muy competitiva. El costo es muy bajo y como podemos ver la tendencia a futuro es de que el costo va a seguir bajando”, subrayó.

De acuerdo con datos de IRENA citados por Francisco Asturias, mientras que en 2010 la solar fotovoltaica registraba precios alrededor de los ¢21~50 /kWh; en 2018 se redujo a ¢5.5~22 /kWh y se pronostica que se logren en el orden de los ¢2~8 /kWh al año 2030 y ¢1.4~5 /kWh al 2050.

Guatemala, con un marco regulatorio alineado a los esfuerzos de aumentar las energías renovables, se ven beneficiados con este tipo de avances tecnológicos.

Mencionando desde la irradiación solar abundante e ilimitada hasta los incentivos contemplados en el marco legal y reglamentario, el especialista completó su análisis mencionando una a una las bondades de Guatemala que resultan atractivas para invertir en nuevos activos fotovoltaicos.

“No hay limitante para acceder a la red de distribución e instalar una planta hasta una capacidad de 5 MW”, comentó Francisco Alberto Asturias, gerente de ventas regional para el segmento de utility scale de Operadores Nacionales (ON).

Y amplió: “También tenemos lo que es el neteo o la inyección a la red, lo que nos permite que el sistema solar además sea rentable en bajas escalas, incluso hasta lograr reducir nuestra factura eléctrica en un 90%”.

"