Dic 15, 2022
Atlas Renewable Energy se pone el objetivo de llegar a 8 GW renovables
Tras ser adquirida por Global Infrastructure Partners, la empresa apunta a tener 1 GW en los próximos cinco años en Chile, pero ve ciertas condiciones que deberían mejorar para lograrlo.

Atlas Renewable Energy puso la mirada en las expectativas para los próximos años tras ser adquirida por la private equity americano Global Infrastructure Partners (GIP) hace poco más de un mes, y ya piensa en la expansión hacia más mercados de Latinoamérica y otros mercados de gran tamaño a nivel global.

Alfredo Solar, gerente general de Atlas en Chile, afirmó que desde la empresa ya cuentan con 2,3 GW de activos operativos y 3 GW de activos contratados entre Uruguay, Chile, Brasil y México, sumado a que el nuevo nuevo plan de negocio para seguir invirtiendo implicará un crecimiento de los 3000 MW a nivel regional a 8.000 MW, ampliando también su participación geográfica.

“Recientemente fuimos adquiridos por GIP, que maneja en el orden de cien mil millones de dólares y que nos propone un plan de crecimiento súper interesante”, declaró durante el último evento virtual del año de Latam Future Energy.

“Estamos expandiéndonos hacia Colombia, España y Estados Unidos. Mientras que para Chile, nuestra idea es hacer en el orden de 1000 MW en los próximos cinco años”, agregó en dicho webinar.

Y una gran oportunidad para una compañía que ya había comenzado su ampliación tecnológica tras el PPA firmado en abril de 2022 con Enel, con una inversión cercana a US$500 millones para el desarrollo del Portafolio ALPACA, el primero eólico de Atlas y que se está desarrollando en la zona sur de Chile (en las regiones de Maule, La Araucanía y Los Lagos), el cual sumará otros 417 MW de energía limpia para el país trasandino.

Sin embargo, para tener una mayor continuidad en el mercado chileno, desde Atlas Renewable Energy plantearon que aún se deben trabajar en ciertas condiciones que “actualmente tienen un riesgo distinto que hace 5 o 10 años atrás”.

“Estamos en un momento de transición donde, por un lado tiene este plan de descarbonización requiere la incorporación de 22 GW de nueva energía y que será toda o mayormente renovable, entonces el espacio en el mercado está para el crecimiento. Pero tenemos los desafíos de que la congestión está presente en casi todos los nodos, la estructuración de contratos se hace muy compleja y los riesgos no son triviales de manejar”, sostuvo Alfredo Solar.

“Creo que la autoridad debe reaccionar rápido con alguna medida. No se trata de poner más demanda en la mesa ni de llamar a licitaciones, sino que hay que resolver el problema existente y dar las condiciones para que las empresas se atrevan a presentar ofertas”, manifestó.

Es decir que bajo la mirada del especialista, la licitación de suministro donde se prevé que se contraten 5200 GWh/año para atender el mercado regulado resulta “atractiva”, pero cree que de continuar los “precios techo” de USD 40 y desacoples de USD 100, la convocatoria podría quedar desierta “completamente”.

“También debemos activamente planificar almacenamiento en la transmisión, de manera que las líneas que están congestionadas durante el día permitan cargar grandes unidades de baterías y que a su vez esa energía se genere en la noche, entonces podríamos eliminar este problema de congestión, vertimiento y desacoples de precios, lo que facilitará las decisiones de inversión de todas las compañías que quieran instalar renovables”, concluyó.