Jun 16, 2023
Deetken Impact gestiona 250 millones de dólares para financiar proyectos de renovables
Estos serán desarrollos tanto a nivel de utility scale como generación distribuida para el sector comercial e industrial. Desde la compañía dedicada al Project finance, República Dominicana, Jamaica, El Salvador, Panamá, Costa Rica y Honduras, están en el podio de los países más atractivos para invertir.

En el marco del boom de las renovables impulsadas por sus bajos costos y las oportunidades del nearshoring en Latinoamérica, Deetken Impact, la multinacional que invierte en proyectos de energías limpias y eficiencia energética en Centroamérica y el Caribe tiene la intencionalidad de generar retornos financieros, pero también impactos positivos ambientales y sociales que contribuyan a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.

Durante el Future Energy Summit realizado en República DominicanaFernando Alvarado, CEO de Deetken Impact, señaló en una entrevista exclusiva con Energía Estratégica: “Para el 2024 muy probablemente haya 250 millones de dólares pasibles de ser tomados por proyectos de energías renovables tanto a nivel de utility como generación distribuida. Ese es nuestro objetivo”.

“Tenemos todo un pipeline de proyectos que hemos venido desarrollando con los fondos actuales y hay expectativas por implementar aún más fondos en proyectos solares y satisfacer esos planes de inversión”, agregó.

De acuerdo al ejecutivo, hay gran apoyo político e institucional de todos los países de la región por ir diversificando y haciendo una transición de su matriz energética, anteriormente muy cargadas en la generación de fuentes fósiles. La intención es ir gradualmente incorporando las energías renovables con los recursos que cada país cuenta.

“Las inversiones en infraestructura requieren grandes inversiones de capital. La banca comercial y de desarrollo están activas participando en el financiamiento de esos sectores a nivel de deuda, pero hay un vacío de la parte patrimonial: los recursos de equity. Es ahí donde nuestros fondos se entran a catalizar y posibilitan que se cierren las estructuras financieras”, señaló.

Tomamos con nuestros fondos riesgos mayores a los que pueden tomar los bancos e inyectamos capital.  Adoptamos un rol de socio inversionista que algunas veces puede ser más activo o pasivo dependiendo del papel que los desarrolladores de proyectos quieran jugar. Hacemos posible que los proyectos se puedan llevar a cabo”, aseguró Alvarado.

La participación de la compañía hasta ahora ha sido mediante Project finance cuando los proyectos están ya listos y bancables y llega el momento de construirlos.

Según el experto, hay rangos generales o parámetros en toda la región donde proyectos a nivel utility scale conectados a la red eléctrica para vender mediante contratos de largo plazo o PPAs se financian normalmente con entre un 20% y un 30% de equity y un 80% o 70% de deuda.

“A veces se construyen los proyectos con un poco más de equity de lo que sería posible en otros mercados más maduros por una percepción de riesgo. No obstante, una vez ya se venció o se terminó el riesgo constructivo y (especialmente si los proyectos han estado operando ya establemente por años) es posible hacer rondas de reestructuración o refinanciamiento ampliando el apalancamiento de los proyectos”, afirmó

Con esto se logra incluso una mayor rentabilidad para los promotores y los inversionistas de equity con los fondos de la entidad financiera.

Los proyectos que financian

Alvarado explicó que hay bastante actividad y tienen un portafolio muy repartido: la mitad son proyectos de gran escala conectados a la red eléctrica que se venden empresas distribuidoras o a varios grandes consumidores del sector privado

La otra mitad, se invierte en proyectos de generación distribuida para clientes comerciales e industriales.

En este sentido, el especialista destacó: “La generación distribuida es probablemente un sector que está incrementando con mayor dinamismo y se viene todavía más crecimiento con la gradual incorporación de almacenamiento en baterías. Hay mucho movimiento en países en especial en la región de Centroamérica y el Caribe”.

Mercados más atractivos

En todos estos países de Latinoamérica se vienen dando oportunidades diversas tanto en generación distribuida como utiliy scale.

Para el ejecutivo, República Dominicana es el mercado más dinámico del Caribe principalmente por el abordaje político con reglas claras y procesos agiles eficientes que tiene la institucionalidad del país para responderle al sector privado.

También, reveló: “En Centroamérica los mercados más activos en utility sclae son Panamá y El Salvador. También tenemos actividad en Jamaica”.

“En generación distribuida, en todos los países se ha venido avanzando. Tenemos inversiones recién aprobadas particularmente en Costa Rica y en Honduras, que son mercados bastantes competitivos”, concluyó.

"