Jul 14, 2023
Permisología y nuevos mercados. Julio Castro propone “una revolución” para agilizar la penetración de renovables
Las propuestas del CEO de Iberdrola, abarcan desde licencias especiales para promotores, la necesidad de avanzar en el desarrollo y la viabilidad económica del almacenamiento, hasta la promoción del autoconsumo, la exploración de la eólica marina y la mejora del mercado eléctrico, destacando la importancia de la planificación continua y la adaptación constante.

Durante el Europe Future Energy Renewables Iberian Summit, organizado por Future Energy Summit (FES)Julio Castro, CEO de Iberdrola, ha propuesto una revolución en los procesos de permisos en el sector energético.

En sus declaraciones, el alto ejecutivo hizo referencia al modelo de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) y planteó la idea de externalizar ciertos aspectos de la tramitación administrativa.

Según su visión, no debería ser necesario que los proyectos energéticos estén sujetos a una burocracia excesiva y aprobaciones demoradas.

En su lugar, propuso la creación de una licencia especial, que permita a los promotores de energías renovables avanzar en sus proyectos de manera más ágil.

“Si no hay nada rupturista, no habrá cambios. No podemos permitir que la falta de agilidad administrativa frene el progreso y la transición hacia un sistema energético más sostenible y limpio”, expresó Castro.

Asimismo, como segunda propuesta fundamental para lograr un mejor futuro para el sector energético remarcó la importancia de un marco normativo seguro y estable para atraer inversiones para el desarrollo de iniciativas energéticas sostenibles a largo plazo.

Autoconsumo, hidrógeno y almacenamiento: las claves de la transición

Una de las primeras áreas destacadas por Castro es el autoconsumo. Según sus palabras, el autoconsumo representa una gran oportunidad tanto para el sector residencial como para el industrial.

La posibilidad de generar energía renovable de manera descentralizada y utilizarla directamente en los hogares y las empresas brinda la independencia energética y contribuye a la reducción de emisiones.

El líder de Iberdrola enfatiza que el autoconsumo debe formar parte integral de la estrategia de electrificación y descarbonización.

Otro aspecto crucial mencionado es el hidrógeno verde y su papel fundamental en el envasado de la energía renovable excedente.

“El hidrógeno es energía renovable envasada, por lo que su desarrollo nos permitirá aprovechar la energía producida en momentos de baja demanda para su uso posterior en procesos industriales u otras aplicaciones”, afirmó Castro.

En este sentido, destacó la importancia de desarrollar los mercados de hidrógeno verde y explorar nuevas tecnologías y aplicaciones para su implementación a gran escala.

El almacenamiento de energía es otro elemento clave en la visión del CEO de Iberdrola, pese a que reconoce que a gran escala todavía requiere un desarrollo tecnológico y económico significativo.

Para ello subraya la importancia de seguir investigando y probando diferentes soluciones, para encontrar modelos de negocio rentables y eficientes que permitan el ciclo y la integración de grandes cantidades de energía renovable almacenada en el sistema eléctrico.

Mencionó especialmente el potencial del almacenamiento hidroeléctrico, como el bombeo hidroeléctrico, para proporcionar estabilidad y flexibilidad al sistema y alentó a las empresas a apostar por esta tecnología.

La apuesta de Iberdrola por la eólica marina

Tanto como las tecnologías antes mencionadas, la eólica offshore representa para la compañía energética española una de las grandes necesidades para abastecer la demanda industrial energética con fuentes renovables.

Es por ello que lo demuestra en su cartera de proyectos, con 1.763 MW distribuidos en cuatro parques flotantes que representan el 11,1% de los 17,45 GW que se encuentran actualmente en tramitación ambiental.

Iberdrola ya ha realizado inversiones y tiene experiencia en parques eólicos marinos en el Reino Unido, el Canal de la Mancha y el Báltico alemán.

Además, está llevando a cabo proyectos en curso en Francia y Estados Unidos, utilizando elementos fabricados en España.

Si bien el PNIEC establece una capacidad de 3.000 MW de eólica offshore en España, Castro reconoce que la región de Canarias es la más propicia para iniciar el mercado, ya que es aquí donde el precio de la energía sería más competitivo frente.

Asimismo, mencionó que, debido a las características orográficas del país, la plataforma continental para la instalación de parques eólicos en el suelo marino es limitada.

Sin embargo, señaló que existen oportunidades en áreas como los deltas de los ríos gallegos, donde la instalación de parques eólicos marinos flotantes podría ser factible.

"